Isla Genovesa

La Isla Genovesa ocupa cerca de 14 km2 y su máxima elevación tiene 64 m. La isla con forma de herradura tiene una caldera volcánica cuya pared ha colapsado, formando la gran Bahía Darwin, la cual está rodeada de acantilados. La Laguna Arcturus ubicada en el centro está llena de agua salada y los sedimentos en su cráter tienen menos de 6000 años.
Aunque no se conocen erupciones históricas de Genovesa, existen flujos de lava relativamente jóvenes sobre los flancos del volcán. Esta isla periférica está situada en la parte noreste del archipiélago. Muchos cruceros no pueden incluir la por la larga distancia que se debe recorrer para llegar a ella, la cual toma aproximadamente 8 horas de viaje en cada sentido.

La Bahía Darwin, sobre la costa sur, es casi sin salida al mar y rodeada de altos acantilados. El agua está llena de una microscópica vida marina y por esa razón muchas personas la asocian con una sopa de guisantes color verde. La playa de bahía Darwin es de coral, en donde un camino de 750 m de distancia lo llevará a través de más colonias de aves marinas. Hay también la posibilidad de tomar una panga (bote), en cuyo viaje, que con frecuencia será acompañado por lobos marinos. Aquí, usted podrá observar los acantilados desde el lado del mar, que son el hogar de grandes colonias de piqueros patas rojas. El piquero patas rojas es el más pequeño tipo de piquero y el único que actualmente construye un nido en árboles o en los acantilados para protegerse de los predadores.

El Barranco es un extraordinario camino empinado, que lo llevará a través de una colonia de aves marinas llenas de vida, hasta los acantilados que tienen 25 m de altura. En la parte superior del recorrido usted continuará hacia el interior, pasando por más colonias de aves marinas que están en un bosque de Palo Santo (Bursa Tree). Dejando el bosque usted podrá observar una planicie de roca, en donde piqueros enmascarados y piqueros de patas rojas, maravillosas fragatas, gaviotas de cola bifurcada, pájaros tropicales de pico rojo y cientos de golondrinas de Galápagos se encuentran al filo del acantilado. Las golondrinas de Galápagos son diferentes de las demás en el mundo porque ellas vuelan alrededor durante todo el día para evitar a los predadores y regresan en la noche a sus nidos hechos en agujeros. Genovesa también ofrece la gran oportunidad de hacer buceo de superficie, aunque el agua en este lugar es un poco turbia, debido a su cercania a la playa, y la vista de los acantilados es mejor. Debido a su riqueza alimenticia, la bahía muchas veces está llena de iguanas marinas y también es visitada por jóvenes tiburones cabeza de martillo.

A medida que cruza la Línea Ecuador en su camino, hay muchos cruceros que incluyen “Ecuador – bautizos” para pasajeros que no han cruzado la línea en el mar antes.